A partir de la aprobación del Honorable Concejo Deliberante de La Matanza de la Rendición de cuentas formulada presentada por el ejecutivo comunal, a cargo de Verónica Magario, se desató la polémica en el poder legislativo matancero. El principal crítico del informe oficial fue el Concejal Miguel Saredi, de Nueva Dirigencia.

A continuación, las rases más punzantes del edil matancero:

“Después de escuchar las palabras del Secretario de Economía y hacienda y de la Concejal Noguer, uno no sabe si estas son rendiciones de cuenta de un municipio del conurbano, atravesado por la pobreza, la desidia, el abandono, con más de 130 villas y asentamientos, o es un estado municipal canadiense o australiano; y por eso quiero reflejar el sentir y el pensar de miles y miles de vecinos matanceros que no ven éstos números en su vida cotidiana”

“Lo grave no es que ustedes escondan la información a los concejales; lo grave es esconderle la información a los vecinos de La Matanza”

“Nos ha quedado claro, durante todo este tiempo, que en materia de protección ciudadana, como hemos visto también con el Fondo de Fortalecimiento de Seguridad, no tiene mucha vocación el Municipio de La Matanza de preocuparse por la seguridad de sus vecinos; recordemos que de ese fondo, que se gastó un 38% , debido a diferentes errores, todavía ni siquiera se ha aprobado el 78% de la Provincia. Tendríamos que tener ya el Centro de Operaciones Municipales, la Luminaria tipo LED, el anillo digital para montaje de fibra óptica, el móvil con sistema traza, los sistemas de comunicación, las unidades móviles de protección ciudadana, y la verdad es que los vecinos de La Matanza están hoy sin cámaras, sin iluminación, sin seguridad y totalmente indefensos, y con un alarmante aumento de la tasa de homicidios”

Las palabras más repetidas que escuché por el Secretario de Hacienda fueron: ajuste fiscal, solvencia fiscal, ahorro fiscal, inteligencia fiscal. Veo un discurso bipolar entre lo que plantean a nivel Provincial y Nacional y la explicación a Nivel local sobre la rendición de cuentas, que la basan en un eje de superávit,ajuste fiscal, ahorro, y encima ese ahorro a plazo fijo en el Banco de la Provincia de Buenos Aires. Nuestra gente no tiene superávit fiscal”

“Habrá un estado municipal rico con cientos de miles de vecinos pobres; no tienen nuestros vecinos ninguna solvencia (…) increíblemente, veo que se critica mucho a la Ciudad de Buenos Aires y a la Provincia cuando hablan de déficit fiscal y la necesidad de achicar el déficit,  pero resulta que aquí vemos como una maravilla el superávit fiscal. Lo bueno sería el equilibrio fiscal.”

“Éste municipio, que se lleva tan mal con la Provincia, cuando tiene que recaudar, se lleva maravillosamente bien. Cuando tiene que ir hacia la patria financiera y poner la plata a plazo fijo en el Banco Provincia, se lleva maravillosamente bien”.

“Yo no veo este superávit fiscal en un superávit de guarderías para nuestras miles de mujeres que trabajan y no saben dónde dejar a sus chicos ; no hay superávit de cuadras asfaltadas, sino que tenemos más de la mitad de nuestro distrito con calles de barro; no hay superávit de médicos; les aviso que faltan pediatras, ginecólogos, oftalmólogos en cada una de nuestras salas primarias de atención médica; no hay superávit en el sueldo de los empleados municipales.”

“Hay ahorro fiscal no teniendo ambulancias, hay ahorro fiscal ni siquiera firmando el convenio con el SAME, hay ahorro fiscal con falta de obras, servicios, maquinarias, infraestructura; ahorro fiscal con jardines municipales en ruinas, sin suficiente cantidad de refugios para nuestras mujeres en situación de violencia y sin paradores para las personas en situación de calle; sin iluminación, sin veredas, sin asfaltos , sin espacios verdes, pero nos vanagloriamos de tener la plata a plazo fijo en el BAPRO”