El proyecto de Ley de despenalización del aborto despertó una expresión popular trascendente a cualquier ideología política que hoy, unidos a través de la Fé católica y la devoción por la patrona de la Argentina, la Virgen de Luján, se manifestó de manera pacífica.

Miles de fieles fueron acercándose a ese gran espacio peatonal ubicado frente a la imponente Basílica; familias enteras coparon las calles del corazón de Luján. Muchos lucieron pañuelos celestes e insignias en favor de las dos vidas.

En varias Iglesias de la Argentina, en medios de comunicación y sobre todo en redes sociales, comienzan a surgir una enorme cantidad de voces: organizaciones de médicos, de abogados, partidos políticos e incluso de diferentes credos, que están gestando la “ola celeste”, movimiento que se opone rotundamente a la legalización del aborto, luchando a favor de la vida de la madre y de los derechos del niño por nacer.