«LA DESCENTRALIZACIÓN»

¿Por qué «descentralizar»?

Porque necesitamos expandir la soberanía territorial del país. «El viejo mandato «gobernar es poblar» de Juan Bautista Alberdi, está más vigente que nunca. Existe un absurdo proceso de concentración demográfica y económica en torno a la región central del país, a la Provincia de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense que termina generando un permanente y serio problema a nivel nacional. Debemos insistir en descentralizar la gestión En este marco creemos necesario crear un Distrito Federal con traslado de la sede del Gobierno Federal, preferentemente hacia el sur en el ya intentado complejo Viedma – Patagones o más al sur, como la ciudad costera de Rawson.

PROMOVER EL FEDERALISMO

Desarrollar polos de actividad económica, industrial y comercial. Fomentar las acciones tendientes al desarrollo turístico, cultural y académico del país. Esto permitirá las inversiones en la región. Desarrollar en mayor medida los sectores turísticos de zonas sin promoción y explotación. Promocionar, basado en el art. 124 de la constitución reformada en 1994, la creación de regiones con el objetivo de hacer crecer las economías provinciales que no presenten crecimiento acorde con el desarrollo humano deseable. Promocionar la federalización a través de procesos de descentralización administrativa y en la toma de decisiones que favorezca la participación ciudadana. Descentralización fiscal y tributaria, fortalecimiento de los gobiernos municipales. Traslado de la Corte Suprema Federal a una sede provincial en una ciudad del norte del país. Siguiendo la lógica del diseño alemán. Ciudades como Córdoba, Santa Fé o San Miguel de Tucumán tienen una importante tradición jurídica y constitucional que podrían ejercer eficazmente el desempeño de la Corte Traslado del Poder Legislativo al norte, por medio período legislativo anual, de modo itinerante, resguardando la otra mitad del año de sesiones legislativas para el tradicional edificio del Congreso Nacional. Creación de dispositivos institucionales que impulsen incentivos con el objetivo de mantener la disciplina y la democracia fiscal. Fomentar el control ciudadano y la participación popular en la gestión de los fondos públicos.

LEY FISCAL FEDERAL

Descentralización de la recaudación tributaria. Transferencia de los impuestos no coparticipables a través de mecanismos de cesión por la Nación. Descentralización recaudatoria de impuestos. Distribución Federal de los impuestos en base al lugar donde se generan los agregados económicos. Dictado de una Ley Fiscal Federal donde puedan ser incluidos impuestos que no son coparticipables en la actualidad y estableciendo una pirámide distributiva inversa, independiente, y con reglas firme, donde la lógica y racionalidad sea la de recaudación local por los municipios, estimulando a los mismos y los estados provinciales a generar incentivos para la radicación de actividades económicas regionales con alto poder agregado. Así se iría hacia una coparticipación que fluya automáticamente hacia los fondos provinciales y nacionales. El método recaudatorio por pirámide invertida, haría que los municipios ganen en eficiencia y compitan sanamente la localización de nuevas y modernas estructuras de servicios a la comunidad para beneficio de sus habitantes. Desarrollar potestades tributarias propias para provincias y gobiernos locales o municipales, a través de instrumentos como impuestos a la propiedad inmueble y/o territorial. Los tres niveles de gobierno (Nacional, Provincial y Municipal) deberán proporcionar a la ciudadanía información clara, transparente y de acceso libre de los ingresos y egresos de Gastos y Recursos a través de una página web. Reforzar la autonomía de los gobiernos locales y municipales proporcionando de mayores instrumentos jurídicos para su autonomía y autogestión y trasladando potestades para que obtengan recursos propios. Dar prioridad a la relación Estado federal – municipal por sobre la intermediación de los estados provinciales. Esto aseguraría la llegada más directa y efectiva de los fondos permitiendo mejorar el desarrollo de los gobiernos locales, disminuyendo las gestiones burocráticas y de corrupción.

REGIONALIZACIÓN FEDERAL

Crear un ente institucional que reúna por regiones a los gobiernos locales (municipales) a efectos de articular políticas, intereses y optimizar inversiones y presupuestos. Tomando experiencia que está desarrollando en Europa el Comité de las Regiones. Promover las autonomías municipales facilitando los procesos de reforma de las constituciones provinciales a fin de que los gobiernos locales obtengan facultades legales indiscutibles de autonomía en independencia fiscal.

FEDERALIZACIÓN DEL PODER JUDICIAL

Como garantía jurídico – legal de todos los rediseños institucionales propuestos, se debe impulsar el Federalismo Judicial, entendido como tal: – El Fortalecimiento de los Poderes Judiciales de las entidades federativas, como responsables de la mayor parte de la demanda de la distribución de justicia del país. – Revisar los procedimientos que garanticen la autonomía de los integrantes del Poder Judicial de los Estados, mediante mecanismos de designación, remoción y ratificación. – Definir mecanismos de asignación presupuestal que garanticen la autonomía judicial y permitan programas de inversión multianuales. -. Analizar la forma de establecer indicadores de medición de la actividad judicial y de la performance de los tribunales involucrados en temas de orden judicial. Proceso de nombramiento de magistrados para la Corte formados y con residencia en las provincias para mejor conocimiento de sus problemáticas.

¡SUMATE!

Llegó La Hora del Federalismo.